NOTICIAS, ENTREVISTAS Y TODO LO RELACIONADO A PERÚMIN EN LOS MEDIOS

LIMA, 24 DE SETIEMBRE DE 2021Pan American Silver y su cierre exitoso de pasivos ambientales en Argentum

NOTICIAS, ENTREVISTAS Y TODO LO RELACIONADO A PERÚMIN EN LOS MEDIOS

En Rumbo a PERUMIN, participó el gerente de Asuntos Ambientales de Pan American Silver, Pavel Álvarez Espejo, para exponer sobre la “Estrategia para la obtención del primer Certificado de Cierre de pasivos ambientales de la mina Argentum”.

Resumió que el proceso para la obtención del Certificado de Cierre de los pasivos ambientales Morococha, Anticona y Manuelita, situados en los alrededores de las operaciones de la Compañía Minera Argentum, inició con el trámite del PCPAM ante el Ministerio de Energía y Minas (Minem) en el año 2006, el cual fue aprobado en mayo del 2009.

En ese mismo momento, la empresa empezó la ejecución del cronograma de cierre de los pasivos hasta noviembre de aquel año. Llegado este mes, inmediatamente procedieron con la etapa de post cierre, el cual tomó 5 años hasta noviembre del 2014.

Previamente, en el año 2015, solicitaron al Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) el pronunciamiento institucional sobre la conformidad del cierre de los pasivos ambientales. Concluido la etapa de post cierre, la autoridad realizó supervisiones sin emitir observación alguna. Es así que, finalmente, en el 2021, la empresa minera obtuvo el Certificado de Cierre de parte del Minem.

En este largo proceso que desembocó en el otorgamiento del Certificado de Cierre, Pan American Silver adoptó diversas estrategias que consistieron, en resumidas cuentas, en la revisión de documentos, la elaboración del informe de cierre final, la solicitud de supervisión a la OEFA, la gestión de reuniones con esta misma entidad, el seguimiento documentario, la solicitud de certificación ante el Minem, y, finalmente, la obtención del Certificado de Cierre.

Supervisión en campo

Pero, sin duda, la etapa que marcó un antes y un después en el proceso de certificación fue la supervisión de la OEFA. Pavel Álvarez recordó que en este punto fue importante la preparación de la empresa para recibir a los supervisores de la autoridad competente y verificar juntos en campo el estado de los componentes y sus alrededores para descartar daños por terceros, y asegurar que contaban con toda la documentación correspondiente. 

“Le sacamos el «jugo» a la supervisión [de la OEFA] para que vayan a constatar que realmente las actividades de cierre [de los pasivos] se ejecutaron conforme a lo que indica el estudio y de manera adecuada”. Esta solicitud puntual, en palabras del gerente de Asuntos Ambientales de Pan American Silver, fue determinante para que la OEFA concluya sus labores con un dictamen a favor del exitoso cierre de los pasivos ambientales mineros asentados en los alrededores de las unidades operativas de Argentum. 

Luego de la presentación de la información de las actividades de cierre, se realizaron sendas reuniones entre los ejecutivos de la compañía minera y funcionarios de la OEFA, primero, y Minem, segundo, para exponer el trabajo desarrollado en los pasivos mineros de Morococha, Anticona y Manuelita, y así obtener, de cada entidad, el Informe Final de Supervisión y el Certificado de Cierre, respectivamente.

Un Certificado de Cierre de esta dimensión, en resumidas cuentas, autentifica el hecho real de que la empresa no cuenta con instalaciones, efluentes, emisiones, restos o depósitos de residuos producidos por operaciones mineras, las cuales constituyen un riesgo permanente y potencial para la salud de la población, el ecosistema circundante y la propiedad.

Beneficios post certificado

Ahora bien, con el Certificado de Cierre en las manos, Pan American Silver cuenta ahora con una herramienta ventajosa que dará mayor renombre a la corporación ante sus principales grupos de interés, así como la posibilidad de acceder a una carta de fianza dada sus excelentes credenciales.

“El Certificado de Cierre ha permitido que reforcemos la imagen de la empresa, librarnos de conflictos socioambientales, mejorar las relaciones con las comunidades de influencia, y reducir nuestros costos y áreas a gestionar para las actividades de remediación”, reconoció Pavel Álvarez.

Boletín PERUMIN 35

Ingresa tu email

Gracias por regístrate. En breve recibirás nuestros boletines.