LIMA, 21 DE SETIEMBRE DE 2021 Funcionarios públicos, empresarios y académicos coinciden en la necesidad de lograr un consenso nacional

En el primer bloque de conferencias magistrales del evento central de Rumbo a PERUMIN - Edición del Bicentenario “Propuestas competitivas y sostenibles para el desarrollo del Perú”, los expositores y panelistas coincidieron en la necesidad de alcanzar un consenso nacional.

Así, Max Hernández, secretario técnico del Acuerdo Nacional, refirió que para poder construir consensos en el país es importante escuchar al otro e intentar entender sus razones y sinrazones.

“Para ello, es necesario el respeto y la confianza de ambos, incluso en un clima de incertidumbre. Apostar por los consensos como lo que se busca en Rumbo a PERUMIN es una manera de compartir una visión de futuro en un proceso”, expresó.

A su turno, Roque Benavides, presidente del directorio de Compañía de Minas Buenaventura, enfatizó que en el Perú urge evitar las confrontaciones; y por el contrario, se debe trabajar por concertar.

“Para concertar la empresa no puede hacerlo solo, se necesita el apoyo del Estado. Además, no se trata de decir que tal proyecto va o no va; lo que necesitamos es dialogar para llegar a consensos y así lograr mayor bienestar para todos”, declaró.

Para Rohel Sánchez, exrector de la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa (UNSA), hablar de consensos para el desarrollo sostenible implica la alianza estratégica que se debe dar entre el Estado, la empresa privada, la sociedad civil y la academia.

“Para lograr el consenso en el centro debe estar la persona y para ello se requiere transparencia y confianza. Así debemos lograr un pacto para el desarrollo local, regional y nacional con una mirada global”, resaltó.

Por su parte, Augusto Baertl, presidente de Panoro Minerals, consideró que un reto como país es no generar odios ni conflictos; sino buscar la unidad nacional para sacar adelante al Perú.

“Solo tenemos que perfeccionar lo avanzado; y no olvidar que hace 31 años el Perú no era un país viable. Ahora somos lo que somos gracias al esfuerzo de los 33 millones de peruanos”, formuló.

En tanto, para Andrés Barbé, embajador de Chile, el compromiso que tiene la minería es con la comunidad y que lo fundamental es “la sustentabilidad, que implica el respeto a los derechos humanos, la oferta de trabajo, la tecnología, el uso del agua e innovación digital”.

Propuestas 

En el bloque “Consensos para el Desarrollo Sostenible”, también participó el Dr. Walter Gutiérrez, defensor del Pueblo, quien señaló que “no es posible hablar de derechos fundamentales si es que no hay un crecimiento económico”.

Frente a ello, propuso poner en marcha un “pacto por el desarrollo de la minería comprometida con los derechos fundamentales”; y en esa línea recordó que en PERUMIN 33 Convención Minera, realizada en setiembre de 2017, fue la primera vez que dio a conocer esta iniciativa.

“Lamentablemente por factores como Lava Jato y temas políticos, este pacto no se pudo llevar adelante; pero ahora tenemos una nueva oportunidad porque los precios de los minerales están en alza y hay un consumo elevado por minerales relacionados con la tecnología”, explicó.

El defensor también añadió que es un mito decir que un grupo relevante del Perú está en contra de la minería, pues existen cerca de 1,000 unidades mineras activas y en el último reporte de la Defensoría del Pueblo, hay 82 conflictos, de los cuales solo 10 casos son casos de oposición, pues la mayoría son conflictos de relacionamiento.

Boletín PERUMIN 35

Ingresa tu email

Gracias por regístrate. En breve recibirás nuestros boletines.