LIMA, 22 DE SETIEMBRE DE 2021 Empresas requieren información más completa de potenciales proveedores

“La precalificación de proveedores se refiere al proceso de evaluación y aprobación cualitativa y cuantitativa, basándose en aspectos como ratios financieros, certificaciones y demás antecedentes. Esto nos sirve para conocer la exposición de riesgo en la que se encuentra nuestro posible candidato de bienes y servicios”, comentó Nicolás Avellaneda, director regional en Latinoamérica de Achilles, en Rumbo a PERUMIN.

Mencionó que hace 15 años el 99.9% de los proveedores usaba un simple informe comercial de mercado para tentar un contrato con una empresa. Bastaba con saber que el proveedor no estaba en peligro de quiebra, para cerrar el contrato. Pero ahora es todo lo contrario.

“Hoy el 99.9% de las empresas compradoras realizan diligencias muy profundas para conocer al milímetro el perfil de su potencial proveedor. Con una simple búsqueda en Google pueden revisar el historial del proveedor y si se enteran de que este ha tenido algún problema de corrupción u otro de menor calibre, date por descartado”, aseveró.

En un contexto en el que las empresas mineras en el Perú han reducido sus promedios de facturación de S/ 81.4 millones (2019) a S/ 51.4 millones (2020), hoy los criterios de preselección siguen siendo uno de las herramientas más eficientes para el reclutamiento de proveedores que agreguen valor a la cadena de suministro de sus clientes.

En ese sentido, Nicolás Avellaneda destacó que solo un 25% de las empresas proveedoras en el Perú cuentan con sistemas de gestión de calidad certificados y que un total de 26 proveedores han estado haciendo negocios de 10 años por lo menos.

“Si el proveedor no tiene una calificación de la calidad de cualquiera de sus áreas funcionales, tendrá que implementar acciones para mejorar; caso contrario, será reemplazado por otro competidor y le será más difícil volver con su antiguo cliente”, remarcó.

Información más detallada de proveedores

Por otra parte, el representante de Achilles afirmó que los compradores solicitan información más especializada para conocer la real situación del candidato a proveedor en nuevas aristas como ciberseguridad, medio ambiente, negocios éticos y calidad, y salud e integridad. “Estos requerimientos de información crecieron 160% en los últimos 5 años”, explayó.

Recomendó, además, a los compradores aplicar los criterios de preselección de proveedores durante la etapa de búsqueda de los mismos, y no cuando se haya llegado a etapas más avanzadas como la adjudicación, pues justo aquí se tiene poco tiempo para reevaluar a los candidatos e incluso se corre con el riesgo de cancelar todo el proceso de licitación.

“Hace 10 años, el volumen de información que se recababa en un proceso de evaluación de proveedores era ínfimo a comparación del actual. El gobierno, las regulaciones y la sociedad en general han demandado que las empresas empiecen a tener ciertos requisitos de cumplimientos que generen una calificación de proveedores cada vez con más parámetros”, concluyó Nicolás Avellaneda.

Boletín PERUMIN 35

Ingresa tu email

Gracias por regístrate. En breve recibirás nuestros boletines.