INSCRÍBETE

Perumin 2019 presentará un nuevo concepto de clúster minero y su rostro lo pondrán los estudiantes y jóvenes profesionales. El presidente del Comité Organizador del Perumin 34, Carlos Gálvez, explicó que la presente edición de la convención minera más importante de la región planteará nuevas formas de desarrollo de sus operaciones y acorde a las nuevas tecnologías de la industria minera, que por ser global se caracteriza por su permanente innovación. Aquí la entrevista.

La coyuntura política del país es muy compleja ¿Puede influir en la realización de Perumin?

Nosotros tenemos un gran entusiasmo por el desarrollo de Perumin y precisamente queremos poner el foco en la juventud. Creemos que es la oportunidad de que los profesionales jóvenes y estudiantes tengan oportunidades de contacto directo con el sector y se involucren en el mismo, desde el conocimiento, la innovación y la tecnología.

En la actualidad la minería además de la geología o metalurgia, se trata de todos los dominios del conocimiento y convocarlos permitirá poner en sus ojos los desafíos que tenemos y que se convierten en oportunidades para el desarrollo de la competitividad en la era del conocimiento.

Estamos hablando de una minería que atraviesa una serie de cambios en su manejo operacional

Hemos transitado durante años en la industria minera y somos perfectamente conscientes de la evolución que ha tenido en cuanto a la calidad del manejo de las operaciones desde el comienzo del siglo pasado, en que los temas ambientales y sociales no eran un asunto en el radar. Hoy en día son herramientas fundamentales en las operaciones y tenemos que hacer las cosas de manera correcta a los estándares del siglo XXI, que es una dimensión diferente a la de comienzos del siglo pasado. Eso demanda un altísimo nivel de conocimiento, que es a donde vamos a competir.

En esa línea, creemos como cualquier individuo que la competitividad de nuestra juventud nos dará esa industria del conocimiento, pero para llegar a ella tenemos que formar a la gente, ejercitarla y darle la oportunidad de desarrollarse y para eso se necesita voluntad, importantes inversiones, recursos económicos, educación, tecnología e innovación.

Al respecto, ¿cómo incorporarán a los futuros profesionales? 

En Perumin 34, convocamos a los estudiantes de los dos últimos años de las universidades para que ellos sean los anfitriones de los stands; serán preseleccionados por Tecsup-Arequipa según sus habilidades, capacidades e idiomas que hablan y además, recibirán un entrenamiento de habilidades blandas.

Luego serán presentados ante las compañías expositoras, que son las que les darán el acceso y en consecuencia les enseñarán los bienes y servicios que ofrecen porque serán el primer canal de conexión y con posible empleabilidad futura.

¿Cuál será la dinámica para ese desempeño?

Por cada 25 estudiantes habrá un profesor que los monitoree durante todo el evento, estarán uniformados y pagados en nivel voluntariado. Adicionalmente, la semana del evento -entre la 1 y 30; y las 3 y 15 de la tarde- tendrán una franja durante la cual pasarán al salón principal con su lonchera que les vamos a facilitar, y durante ese tiempo podrán escuchar las conferencias de varios “Keynote speakers”, oradores principales del día en un formato distinto, uno “Ted Talk” que es lo que hoy emplean los jóvenes en el mundo.

¿En qué consisten los Ted Talk?

Son charlas que duran entre 10 a 12 minutos, muy activas con preguntas y respuestas y participación dinámica, contestando preguntas que el propio orador formula e incluso evalúa. Los conferencistas vienen de Australia, de Canadá, de Estados Unidos, y de países Europa, de las mejores universidades del mundo y ese es el paquete completo.

Para los que asisten, a cuando menos dos charlas, recibirán un certificado de asistencia a estas conferencias, el cual es importantísimo.

En el ámbito del desarrollo minero ¿qué novedades se presentarán en Arequipa en setiembre próximo?

Como parte de la temática del clúster, vamos a tener un evento que se llama “Clusters en acción” que es el día lunes en la tarde. En esa fecha se van a juntar empresarios de la zona sur, quienes además de recibir la conferencia, armarán una rueda de negocios porque de clúster no solamente hay que hablar, hay que hacer y por eso hacemos “Clusters en acción”.

Debo precisar dos formas de acometer en lo que es clúster. Uno es cuando se juntan una serie de empresas grandes, medianas o pequeñas y establecen formas de atender a un sector generando simbiosis entre ellos, ventajas de su interacción, de su alineamiento y de su agrupación. Con lo cual atienden a un sector o a varios sectores.

Y por otro lado están los “clústeres mineros”, que hacen algo parecido desde las compañías mineras, pero con ciertas particularidades. Por ejemplo, usted sabe que cada empresa tiene sus propias exigencias de seguridad para poder entrar a las operaciones.

Eso, para un proveedor demanda una serie de cumplimientos ante las diversas compañías con la consecuente pérdida de tiempo entre otros factores. ¿Se imagina a los proveedores que pasan por inducción y exámenes médicos, que pueden tardar hasta una semana? y ¿repetir ese ciclo a cada empresa a la que acuden?

Lo más adecuado sería que ese proveedor tenga una institución, por ejemplo, el ISEM y que le otorgue un brevete minero, con los exámenes, pruebas e inducciones y cuya certificación sirva para la compañía “A” o “B”.

Eso baja tremendamente los costos para el proveedor y para la compañía minera que tiene que contratar los servicios. Así acciona un clúster.

Ahora bien, si se tiene proyectos como Michiquillay, Conga, Los Sulfuros de Yanacocha, que están uno detrás del otro la pregunta es ¿cuál es la lógica para que Michiquillay tenga que tener un depósito propio de material estéril, una presa propia de relaves, una planta concentradora propia y que a su lado Galeno tenga que hacer lo mismo? ¿Y Conga tenga que replicarlo?

Por qué no planteamos que los tres -que están juntos tal como una “pared de porcel”- tengan un depósito de material estéril, una presa de relaves y una planta concentradora y que además juntos puedan propiciar para todos, una serie de infraestructuras compartidas, tales como líneas de trasmisión, línea ferroviaria, carreteras, instalaciones de agua, plantas de tratamientos de aguas residuales.

Esa propuesta es más lógica en lugar de ver a cada proyecto de manera individualizada. Al estar compartida (la infraestructura), el costo de inversión se reduce y la rentabilidad del proyecto aumenta, en favor también de la Nación. Eso es un clúster minero y por eso abrimos también el capítulo de “Infraestructura compartida”.

Por Mónica Belling

 

FuenteProActivo

  • Compartir en:
ORGANIZADO POR: